Por culpa del señor Viernes

ENERO

Ni las vacas, ni Vivaldi, ni Andrea Echeverri, ni Rugenia ni la carta de Gaviota y tampoco el hijo de Cartero. Nadie es responsable de lo que suceda hoy en Radiombligo. Si hay algún culpable de tanta alegría ese es don Viernes.

.