No me vistan de pollito

nina-pensando2

Los gusanos se transforman en mariposas. También a los niños les gusta sufrir metamorfosis. En el kínder, con ayuda de los adultos, se vuelven pollitos, osos o libélulas. ¡Hubo un tiempo en que todos querían ser Kalimán!

.