Tlacuátzin, ladrón del fuego

Imaginantes, Títeres de Zacatecas y Martín Letechepía en Radiombligo. 

No podías comer frijoles de la olla Ni calentar tu agua en los días de mucho frío Ni hacer tus quesadillas ¡porque no había fuego! Sí existía, pero la gente no tenía acceso a su luz y su calor. Entonces llegó Tlacuátzin, y a precio de quemarse la cola, lo robó para beneficio de los humanos.  

.