La luz es como el agua…

… e igual que en el agua, puedes flotar sobre la luz.
¿Y si no sé nadar, podría ahogarme?
¡Claro que sí, que podrías quedarte en tinieblas! Por eso no eches este programa en
saco roto. Pero antes disfruta la serenata que lleva hasta tu orejas Wolfang Amadeus
Mozart.

Mozart escuchaba a los grillos cuando era niño, y a Cricrí le gustaban las
sinfonías del genio austriaco. Bon apetit!

 

El Grillito de Mozart

.